MI ODISEA CON LAS KOKESHI

Cada vez admiro más a los artesanos. ¡Vaya tela para pintar las kokeshi!

IMG-20160202-WA0005 WP_20160221_004

Vamos a empezar recordando que las kokeshi son unas muñecas de madera tradicionales de Japón. Las descubrí por casualidad en el blog de Ysnelda ( Ysneldasolanohechoamano.blogspot.com) y me hicieron gracia. Me puse a investigar y me resultó muy curioso todo: su historia, su forma, sus colores… Decidí hacer una entrada en el blog sobre ellas.

https://papeldecestawordpress.wordpress.com/2016/01/25/ni-barbie-ni-monster-high-nos-quedamos-con-las-kokeshi/

En cuanto mi amiga Carmen lo vio, se enamoró de ellas. Como Álvaro, su novio, es carpintero y muy buena gente, ella consiguió que él le fabricara una de madera con un torno que él mismo se ha hecho. Es que es muy manitas. Además Carmen se había encaprichado y cualquiera le dice que no. Al final, hizo cuatro.

Por suerte, se le ocurrió hacer fotos durante el proceso.

IMG-20160202-WA0001 IMG-20160202-WA0002

IMG-20160202-WA0003 IMG-20160202-WA0004 IMG-20160202-WA0005

En cuanto las terminó, a Carmen le faltó tiempo para traérmelas al trabajo. Y así es como llegaron las kokeshi a mi casa.

WP_20160219_005

Han tenido que esperar unos días para que pueda empezar con ellas. Carmen ya está toda nerviosa y está deseando verlas. Yo también tengo ganas de hacerlo. Así que, adelante.

Lo primero, los diseños. A ver qué cara les pongo y qué adornos. Tengo claro que me gustan las de estilo antiguo más tradicional. Cojo unos folios y me pongo a ensayar.

WP_20160219_006 WP_20160219_007

¡¡Puff!! Las caras no son tan fáciles. Creo que precisamente por lo sencilla que son me cuesta trabajo cogerle el punto para darle ese aire japonés que tienen. El resto no parece tan difícil.

Para la primera, creo que he exagerado intentando hacerla toda perfecta toda simétrica. He encontrado la cara que me gusta y la he pasado a papel vegetal para calcarla. El adorno del cuerpo, también.

WP_20160220_006

WP_20160220_007

El cuerpo al final ha sido un rollo porque cuesta mucho adaptar el papel vegetal a la figura curva. Además se ve el lápiz cuando lo pinto. Sólo lo he probado con la primera. Con las otras me las ingeniaré como sea.

Para las rayas horizontales no se me ha ocurrido otra cosa sino coger papel vinílico que tenía y cortar unas tiras finitas. Por suerte es un papel de rayas así que no he tenido que dibujarlas.

WP_20160220_002

Voy colocando las tiras sobre las muñecas:

WP_20160220_003

Bueno, todo más o menos listo. Las caras y el pelo dibujados (van en negro y no hay problema con el color) y las tiras de vinilo. A empezar.

WP_20160220_009

Las caras lo primero. Puff, ¡qué tensión! Las estoy dibujando sin respirar. Es tan chico el dibujo y tan incómoda de manejar la muñeca… Y mis pinceles tampoco son gran cosa. Pero en fin, lo conseguí.

WP_20160220_011

Ya empieza un poco de todo. Ahora viene lo peor. Tengo que ir copiando más o menos los diseños. Además, voy a hacerlas todas a la vez porque es una pesadez esperar a que seque para seguir. Mientras se seca una parte de una, yo sigo con otra. Como a cada rayita que coloreo tenga que esperar a que se seque, acabo malo de los nervios.

WP_20160220_012

Los pelos, sin respirar también:

WP_20160220_014

Ya sólo es ir pintando poco a poco. Me estoy fijando en la entrada de mi blog para copiar los detalles lo más parecidos posible. Las pequeñas quiero hacerlas como si fueran muy tradicionales y antiguas. A las altas les pondré un poco de color y algo distinto.

WP_20160220_015

Bueno, me he saltado muchas fotos porque ya era ir poco a poco rellenando los espacios. Así que aquí está el resultado final.

WP_20160220_019 WP_20160220_020

¡Al fin! ¡No me lo creo! Si llego a tardar un poco más tengo que llamar para que me traigan una botella de oxígeno. Llevo todo el día. Me espero a mañana para barnizar y antes repasaré por si veo algún detalle que pueda arreglar.

Ya ha llegado el mañana. ¡Ya están barnizadas y acabadas! ¡Eeeo…eo..eeeo!

WP_20160221_004

 

La verdad es que estoy contento de haberlo hecho. Hacía mucho que no cogía un pincel y ¡se nota! Pero el resultado final me gusta y creo que a Carmen también le gustará. Yo me quedo con dos; con la primera que hice (que se le nota el lápiz pero a mí me gusta porque es la primera) y con otra alta. Además, esto es lo que a mí me gusta: hacer cosas nuevas. Lo reto son lo mío (aunque no lo haga bien, que más da; el caso es hacerlo)

Ha sido un trabajo realmente estresante. O, si no, al menos con mucha tensión porque hay que estar todo el tiempo con mucho cuidado de no manchar la muñeca. Y yo que encima soy impaciente la mitad de las veces seguía pintando incluso cuando tenían algunas partes todavía sin secar. Bueno, yo soy así.

Si tenéis oportunidad de hacer alguna (os recomiendo hacer una, no cuatro) me encantaría verlo.

——————————–

Final feliz:

WP_20160222_001

 

Anuncios

4 comentarios

  1. […] Y aquí están las mías: mi odisea con las kokeshi […]

    Me gusta

  2. IMPRESIONANTES! te quedaron excelentes! Te felicito, mucho estrés pero el resultado valió la pena!! Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: