54.45

Empecemos viendo el vídeo:

Bueno, después de la sorpresa hoy me gustaría escribir un poco. Porque ver este vídeo me hace feliz.

¡Es tan simple! Quise bailar, y lo hice. Y no sólo lo hice, sino que lo grabé para que todos pudieran verlo. Evidentemente, es una metáfora.

Después de uno de los peores años de mi vida, salgo reforzado. Le pese a quien le pese. Salgo fuerte gracias al conjunto de varios motores que me impulsaron a llegar a este punto. Hay personas que han estado a mi lado. Y también he tenido apoyo de otro tipo. Pero, lo principal, es que quién más me ha ayudado he sido yo mismo.

Sí, como suena. Por primera vez seguramente en mi vida he pensado completamente en mí. Me he enfrentado de cara a mis problemas y eso me ha hecho sentirme una persona en condiciones de los pies a la cabeza. Hacerle frente a la vida y a las personas que van en ella no es fácil. Pero lo he hecho y así cumplo mis 54 con un sentimiento de estar encontrando el camino que quería.

Y así es el vídeo. Esto es lo que hay y ahí está. El que quiera, que lo vea. Si no le gusta, peor para él. Pero yo no tengo nada que ocultar. Doy la cara y no me avergüenzo. Bailo la música disco a mis 54 años recién cumplido y no me avergüenzo. Esto es lo que quiero en mi vida.

Es verdad que todo este escrito es bastante ambiguo. No quiero dar detalles de nada. En realidad, son sensaciones que todos podemos tener y que seguramente es fácil de entender. Por eso, lo que quiero reflejar en estas líneas es un mensaje completamente positivo. Quiero que todo el mundo entienda que nuestra vida nos espera delante de nosotros, nunca detrás, a partir de ahora. Porque esa es mi frase:

Mi vida comienza ahora

Y quiero compartirla con todo aquel que quiera. Mi vida comienza ahora y puedo bailar si me apetece. Puedo hacer manualidades si quiero. Puedo reírme y vestirme como quiera. Pueden hablar mal de mi o considerarme un bicho raro. Me da igual. La opinión que me importa es la mía. Estoy echando de mi vida a todas aquellas personas que no me aportan nada. Algunas las podía considerar incluso amigas. Pero ahora exijo más a mi amigos. No quiero cualquiera a mi lado. Quiero gente que vayan de cara por la vida con la frente alta, reconociendo sus errores, sintiéndose humanos. No quiero falsedades ni mentiras.

Quiero terminar este escrito de una forma feliz. Quiero que, si lo has leído, te quede una idea alegre de lo que quiero expresar. Quiero que pienses que estás a tiempo de todo. Y, si tienes tiempo y ganas… ¡por qué no?

¡Venga! Así quiero terminar este pequeño rato. Vamos a hacer un último esfuerzo e intentemos que la frase se nos quede bien grabada, incrustada, en nuestro cerebro:

 

 

 

Anuncios

4 comentarios

    1. ¡Muchas gracias, María! ¡Espero que te hayas divertido un poco!

      Me gusta

  1. Muy hermoso lo que escribes, es una verdadera lección de vida, muchas gracias porque es tu cumpleaños y sin embargo tu video y tus palabras han sido un regalo para los demás. Dios te bendiga querido amigo, FELIZ CUMPLEAÑOS y siguela pasando bien.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Ysnelda. Hay que enfrentarse a la vida con esa mirada. Esto no quiere decir que yo lo cumpla del todo ni mucho menos, pero sí que es verdad que la intención la tengo. jajaja. Dentro de que tenemos que sufrir días malos y disfrutar días buenos, tenemos que seguir hacia adelante con nuestra mejor sonrisa. Y para que haya sonrisas, me he puesto a bailar. Jajaja. Muchos besos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: