¿QUIÉN NOS PUEDE TRAER COLOR?

Sin duda, las chaquiras:

PUBL

Las pequeñas cuentas de colores caen en manos mexicanas para transformar aquello que tocan. Si bien su principal función es la de ornamentar ropas y crear adornos, podemos encontrar actualmente gran variedad de elementos decorados con las chaquiras.

Y es que todo resulta mucho más hermoso cuando lo decoramos con las chaquiras:

Los primeros orígenes se remontan a la época prehispánica, donde se utilizaron pequeñas cuentas de distintos materiales. No se sabe muy bien qué uso le dieron, aunque lo más probable es que sirvieran como parte de algún collar.

Aunque en México encontramos la ‘madre’ de las chaquiras, su uso se extiende por muchos lugares de Hispanoamérica, como Colombia o Perú.

Actualmente, podemos encontrar gran variedad de animales cuyo pelo tiene ahora forma de cuentas de colores:

 

Espectaculares estas calaveras de arte Huichol forradas con chaquiras:


En México aparecen, tampoco se tiene muy claro cuando, como elementos integrantes en la decoración de prendas o vestir, joyería, etc.

Y ya que hemos hablado de su uso original en las prendas de vestir, no podían quedar fuera los zapatos:

Y las cabezas de felinos resultan igualmente asombrosas cuando las chaquiras las envuelven:

Distintos grupos étinicos comenzaron a utilizar pequeñas cuentas de cristal para adornar sus ropas, sombreros, ofrendas, etc. El colorido y el brillo inconfundibles hacían únicas a estas prendas.

Es de destacar, en la historia de estos pueblos, que la blusa de Chilac, antigua comunidad en el estado de Puebla, es una de las prendas más increíbles elaborada con hilos con chaquiras.

Y la belleza que proporcionan las chaquiras la seguimos viendo en los adornos para el cuello:

El ‘arte de la chaquira’ se extiende a otros elementos de distinta naturaleza:

Se cree que la chaquira probablemente tiene su origen en la India y que llegó procedente de España hasta lugares como Acapulco.

Y si bien se supone que su uso inicial se había limitado a las altas clases coloniales, los indígenas lo incorporaron probablemente atraídos por su color y brillo.

Son muchos los ejemplos que podemos encontrar realizados con este tipo de técnicas o técnicas similares que se asemejan. Es un ejemplo más del colorido que inunda las tierras americanas y que tanta belleza nos traen. Auténticas joyas.

PUBL

 

Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: